Hace algunos  años encontró un campo que le apasiona: el trabajo con maderas preciosas recuperadas, como el comino crespo, la madera más fina del continente americano, denominada el oro vegetal. Utiliza las raíces enterradas de los bosques  talados a principios del siglo XX en la Cordillera Central, en esta zona quedaron raíces de árboles de más de 300  años de edad. Con ellas  produce muebles,  esculturas y objetos artísticos, devolviendo a la vida un material en vía de extinción.
  • Css Template Preview
  • Css Template Preview
  • Css Template Preview
  • Css Template Preview